Nuevo ataque con cuchillo. Tras la escena del mendigo que intentó atacar a vigilantes del Metro, los Mossos d'Esquadra han detenido este miércoles a una persona que ha “atentado contra los agentes de la autoridad”. Los hechos se han producido en el distrito de Sant Martí

El arrestado ha gritado "Alá es grande" y ha asegurado que era un "mensajero" y que su misión era matarlos a todos, según ha adelantado El País. Por ahora, los agentes creen que se trata de una persona inestable, aunque se ha puesto en contacto con los servicios de Información para que analicen el perfil del detenido. 

Sobre las 15:15 horas, algunos agentes que estaban patrullando han detectado a un hombre sospechoso que sacaba un cuchillo en unos jardines cercanos a la Ronda Litoral. De repente, según han relatado fuentes de los Mossos, el individuo se ha desplazado caminando hasta el paseo Marítim del Port Olímpic y ante el riesgo de que lo pudiera utilizar contra los viandantes, han decidido retenerlo.

INTENTA CLAVAR EL CUCHILLO

Ha sido entonces cuando el hombre ha intentado clavar el cuchillo a un mosso, que ha podido esquivar la agresión. Luego ha salido corriendo en dirección a la calle de la Marina. En ese punto, otra patrulla ha acorralado al hombre que ha sacado otro cuchillo y ha intentado atacar a los agentes. Al final, los mossos han podido retener al sujeto que luego ha intentado autolesionarse.

Afortunadamente, ninguno de los agentes ha resultado herido. El detenido todavía no ha sido identificado puesto que no llevaba documentación. Y, según ha informado el cuerpo de la policía autonómica, el hombre pasará a disposición judicial durante las próximas horas.