La Guardia Urbana de Barcelona evitó anoche un 'secuestro express' en los alrededores del centro comercial de Diagonal Mar.

Según fuentes de la Urbana, una patrulla paró sobre las 13:20h del viernes a un vehículo en el cruce entre las calles de Josep Pla y la Avenida Litoral, tras ver que el vehículo había cometido una infracción vial y los agentes procedieron a realizar la comprobación de documentos habitual en estos casos.

En el vehículo viajaban dos hombres. Tras la detención del vehículo y ante el extraño comportamiento de los dos individuos, los agentes revisaron la documentación y vieron que no eran los propietarios del coche.

Acto seguido, y así lo ha publicado El Periódico de Catalunya, los agentes inspeccionaron el vehículo y descubrieron que en la parte de atrás, en el suelo del coche, habían escondido a una mujer, a la que se tenían tapada con una manta para que no se la viera. La mujer era la propietaria del vehículo y los sospechosos la habían secuestrado para forzarla a sacar dinero de cajeros con sus tarjetas de crédito.

Los agentes contactaron con su marido, que les dijo que su mujer había desaparecido.