Agentes de los Mossos d'Esquadra, de la Unidad Operativa de Movilidad y de la Unidad de Investigación del Área de Seguridad Aeroportuaria de la División de Transporte han desarticulado un grupo criminal que hurtaba a turistas. El equipo de ladrones, conformado por cuatro hombres de origen serbio y kosovar de entre 40 y 50 años, robaba a turistas en las áreas de servicio de la AP-7, la C-31 y el Aeropuerto de Barcelona

La madrugada del 8 de julio se llevó a cabo un operativo policial en Barcelona que consiguió la detención de todos los responsables de la banda. La investigación se inició hace dos meses, a partir de diversas denuncias e identificaciones policiales. Detectaron que el grupo criminal actuaba en las autopistas y el Aeropuerto para diversificar el espacio de robo y dificultar su localización

MODUS OPERANDI ESTUDIADO

Según las pesquisas policiales pudieron comprobar que el grupo estaba formado por cuatro miembros estables con funciones determinadas: uno de ellos se dedicaba a proporcionar el vehículo para delinquir, otros dos se intercambiaban el rol de distraer a la víctima y el último robaba de forma intermitente. El modus operandi que utilizaban era el de distraer a las víctimas y sustraer sus efectos personales. En las áreas de servicio despistaban a los turistas mientras estos repostaban o descansaban; en el Aeropuerto actuaban en la zona de aparcamiento o de recogida de vehículos de alquiler. 

Los investigadores han podido relacionar al grupo con nueve hechos delictivos. Se ha podido acreditar que habrían obtenido más de 10.000 euros de beneficio en metálico, divisa extranjera y objetos de valor como joyas, bolsos de mano de marcas de lujo o productos electrónicos.

 

 

LIBERTAD

Los detenidos pasaron a disposición judicial el día 10 de julio y quedaron en libertad con cargos. La investigación continua abierta y no se descartan más intervenciones.