La Fiscalía de Barcelona ha abierto diligencias de investigación por el caso de los presuntos abusos sexuales cometidos por un exprofesor del colegio Claret de Barcelona, Francesc Figueres. El fiscal encargado del caso considera que hay indicios suficientes para investigar al presunto abusador.

Fueron los propios responsables del colegio los que decidieron llevar toda la información de que disponían a la Fiscalía para que fuera esta la que continuara con la investigación. Además, se han puesto a disposición de la fiscalía para facilitar toda la información necesaria para esclarecer el caso.

El profesor y religioso claretiano acusado de los presuntos abusos fue apartado inmediatamente de toda actividad con los menores que acuden al centro escolar, al tiempo que prohibía su presencia en las instalaciones del colegio en los que se desarrollaran actividades con alumnos.

Los presuntos abusos se destaparon hace unos días cuando un ex alumnop, Pau Bosch, decidió hacer pública su experiencia al ser víctima de tocamientos por parte del profesor y miembro de los claretianos Francesc Figueres. Aunque los hechos ocurrieron hace 20 años, la fiscalía ha decidido abrir diligencias para intentar aclarar lo sucedido.