Aunque no ha sido de gravedad y sí muy aparatoso a causa del humo, un incendio ocurrido a primera hora de la tarde ha obligado a que los bomberos evacuasen a alumnos y profesores de la Escuela IPSI, ubicada en el barrio de la Nova Esquerra de l'Eixample.

Siete dotaciones de bomberos se han ocupado de apagar las llamas y el humo, así como de desalojar el centro escolar y cortar durante cierto tiempo la calle Comte Borrell.

A falta de que las investigaciones ofrezcan nuevos datos, según las propias cocineras del instituto el fuego habría comenzado en la cocina cuando una de las freidoras ha entrado en combustión, propagando posteriormente las llamas a las más cercanas.

Dos de las trabajadoras han tenido que ser atendidas por inhalación de humo, pero ni siquiera han tenido que ser trasladas a un hospital y todo ha quedado en un gran susto.