ARCHIVADO EN:

Los visitantes del zoológico de Nueva York se han llevado un buen susto. El pasado 30 de septiembre una mujer se coló en la fosa del león y se puso a bailar a pocos metros del animal. 

La gente que pasaba por el lugar se alarmó pensando que la mujer habría acabado allí por accidente, pero simplemente era una señora, inconsciente del peligro que podría haber sufrido, que se divirtió probando suerte ante el león

UNA CONDUCTA TEMERARIA

La conducta temeraria hizo que entrase en el lugar sin que ninguno de los empleados pudiera detenerla. En cuanto estuvo dentro, Hernán Barroso, un hombre que paseaba por las instalaciones, decidió grabar el peligroso momento. El individuo le dijo a la NBC que al principio que pensó que la mujer y su baile eran parte de algún tipo de espectáculo. 

Por el momento no se sabe cómo pudo entrar en el lugar, ni porqué el león decidió no atacarla. De todas maneras, el zoológico del Bronx confirmó en un comunicado que había sido un acto demasiado imprudente: "Ha sido una seria violación, una intrusión ilegal que podría haber resultado en lesiones graves o con la muerte".