Los agentes de los Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado 13 de marzo a un hombre de nacionalidad colombiana, de 44 años, como presunto autor de un delito de tenencia de pornografía infantil

El cuerpo policial inició la investigación a mediados del año pasado cuando recibieron una información que les alertaba de que el hombre estaría accediendo a páginas de contenido pedófilo desde un locutorio de Barcelona. El hombre acudía al local por la noche, durante horas en las que sabía que pocas personas le podrían delatar. 

UNA INVESTIGACIÓN RIGUROSA

Durante la investigación los agentes recogieron el máximo de información relacionada con esta persona. Cuando tuvieron la suficiente acreditaron la tenencia de pornografía infantil y diferentes indicios que apuntaban que la estaría distribuyendo. Pidieron permiso al juez para instalar un dispositivo en el ordenador del locutorio y recoger las pruebas convenientes para poderlo vincular a los hechos. De esta manera se comprobó que el hombre consultaba diversas webs con contenido ilegal y que lo guardaba en discos duros.

Cuando los agentes identificaron al hombre iniciaron un registro judicial en su domicilio, en el cual localizaron 4 teléfonos móviles, dos ordenadores, tres lápices de memoria, una tablet, un lector de tarjetas y un disco duro. Posteriormente detuvieron al acusado, que pasó a disposición judicial y quedó en libertad con cargos, y tramitaron a la Unidad Central de Informática Forense del cuerpo todo el material incautado para que estos lo estudiaran