ARCHIVADO EN:

Los Mossos d'Esquadra han detenido a 11 integrantes de una banda que se dedicaba a robar relojes de lujo en Barcelona. Según la policía autonómica, los ladrones eran violentos y solían utilizar el método del tirón.

Los agentes han realizado este jueves entradas en ocho domicilios de la ciudad en los que han llevado a cabo los arrestos y han recuperado una gran cantidad de relojes -aunque no se ha precisado el número- y dinero en efectivo.

GRUPO CRIMINAL

La investigación se inició el pasado noviembre tras el robo de un reloj de alta gama en las calles de Barcelona y ha estado dirigida por el Juzgado de Instrucción núm. 1 de la ciudad. Los Mossos han podido probar la pertenencia de los detenidos a un grupo criminal.

Según los policías que han llevado el caso, el grupo de multireincidentes de la División de Investigación Criminal (DIC), los ladrones actuaban de forma reiterada y organizada. Las víctimas eran personas con un cierto poder adquisitivo, mayoritariamente turistas.

VENTA EN EL EXTRANJERO

La investigación ha determinado que eran itinerantes y cuando acumulaban grandes beneficios podían cambiar de ciudad. Los miembros de la banda solían utilizar identidades falsas y vendieron una buena parte de los relojes​ en el mercado internacional.

Antes de robar los relojes, los autores hacían un seguimiento de la víctima hasta encontrar el lugar oportuno donde cometer el delito, habitualmente una calle estrecha y oscura que les permitía huir rápidamente. Solían actuar en grupo, aunque si las circunstancias eran favorables también lo hacían en solitario.