Dos jóvenes han sido detenidos esta misma madrugada por haber cometido dos presuntos robos en el frente marítimo de Barcelona. Al mayor de ellos, de 21 años, se le acusa hurto de un móvil de alta gama, mientras que al otro, que todavía es menor de edad, 17 años, se le acusa por haber agredido a una persona haciendole tirón en el cuello al intentar robarle una cadena.

El refuerzo policial de Ciutat Vella que fue activado el pasado 1 de noviembre, Ubiq, perteneciente a los Mossos d'Esquadra, ha sido el que ha localizado y detenido a los jóvenes. Los Mossos también han aclarado en su cuenta de Twitter, que han contado con la ayuda de agentes de Ciutat Vella, Sant Martí y del Área Regional de Recursos Operativos.