Los Mossos d'Esquadra han detenido a tres hombres acusados de un robo en una entidad bancaria en Sant Fost de Campsentelles (Barcelona). Según ha informado este sábado la policía catalana, los tres hombres, de nacionalidad bosnia, con numerosos antecedentes y de 54, 32 y 23 años, respectivamente, fueron detenidos después de un seguimiento por las calles de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona).

Sobre los detenidos, vecinos de Barcelona y Badalona, pesa un presunto delito de robo con fuerza a entidad bancaria, delito de conducción temeraria y atentado a agentes de la autoridad y daños.

LOS HECHOS 

Los hechos se produjeron cuando se recibió comunicación del 112 que informaba de la activación de la alarma de una entidad bancaria en la localidad de Sant Fost de Campsentelles. Una dotación policial de la comisaría de Mollet del Vallès se dirigió al lugar inmediatamente y confirmó que habían forzado la puerta de entrada de la entidad bancaria y habían forzado el expendedor de billetes.

Los autores, que se dieron a la fuga poco antes de la llegada de la patrulla y habían abandonado varias herramientas, huyeron en dirección Santa Coloma de Gramenet por la BV-5001, según la información extraída de las cámaras de seguridad y de algunos testigos.

PERSECUCIÓN POLICIAL

Se inició un dispositivo de investigación y control con la comisaría de Santa Coloma de Gramenet que dio sus frutos, pues poco después las patrullas de esta población detectaron el vehículo con cuatro ocupantes que se aproximaba a gran velocidad. Al ver la presencia policial, el vehículo huyó circulando en dirección contraria por las calles de la ciudad mientras se saltaba varios semáforos en rojo.

Tras una espectacular persecución policial, en la que el coche huido embistió a dos dotaciones policiales, los agentes lograron detenerlo, pero los cuatro ocupantes huyeron deprisa en varias direcciones. La persecución policial a pie consiguió detener a tres de los cuatro integrantes del grupo.

En el registro del coche se pudieron localizar varias herramientas y guantes, susceptibles de ser utilizados para cometer robos. Como resultado de la intervención policial, tres agentes sufrieron lesiones de carácter leve al ser embestidos por el vehículo huido y dos coches policiales sufrieron daños importantes.

Los detenidos pasaron ayer a disposición judicial del Juzgado de Guardia de Santa Coloma, que ordenó su puesta en libertad con cargos.