Agentes de los Mossos d'Esquadra han detenido en Mataró a dos hombres de 22 y 34 años por estafar más de 30.000 euros a clientes de webs y apps de compraventa.

Los arrestados buscaban potenciales víctimas con las que contactaban, tan solo, mediante mensajería instantánea.

CULTIVO DE MARIHUANA

A los detenidos les solicitaban género de diferente tipo, aunque mayoritariamente se trataba de productos relacionados con el cultivo de marihuana, por lo que la policía autonómica trabaja con la hipótesis de que la finalidad de las estafas fuera la instalación de un cultivo extensivo de marihuana.

Cuando se había acordado la entrega, ambos individuos les daban la dirección de un local para hacer la entrega del material, donde las víctimas se encontraban con un hombre ataviado con ropa de trabajo que aseguraba ser empleado de la empresa compradora. El supuesto empleado les acompañaba a la presunta sede de la empresa compradora para efectuar el pago, donde los hacía esperar en la puerta.

Después de que pasaran unos minutos sin que apareciera nadie, las víctimas comenzaban a sospechaban con certeza de que se trataba de un fraude. Los locales donde los llevaban tenían dos salidas, por lo que el estafador se marchaba sin ser descubierto.

CATALUÑA Y VALENCIA

Los detenidos, de nacionalidad guineana y magrebí y con más de 30 antecedentes policiales, llevaron a cabo 15 operaciones en Cataluña y la Comunidad Valenciana por valor de 31.294 euros.