La Guardia Urbana detuvo el pasado martes a un hombre acusado de un delito contra la salud pública en el barrio de Sant Pere, Santa Caterina y la Ribera, de Ciutat Vella. El arrestado habría distribuído sustancias estupefacientes en monodosis en el distrito más afectado por problemas de drogas e inseguridad de la capital catalana.

PATINETE ELÉCTRICO

Pese a que este tipo de hechos ya no se vean como algo extraordinario en los barrios que confrman Ciutat Vella, este caso tiene una particularidad especial. La manera de repartir estas drogas.

Y es que el presunto culpable del delito contra la salud pública de un patinete eléctrico viajaba a bordo de un patinete eléctrico para llevar a cabo la distribución.

JUNTO AL RAVAL Y AL GÒTIC

El barrio de Sant Pere, Santa Caterina y la Ribera es, junto al Raval y al Gòtic, uno de los barrios más conflictivos de la capital catalana, donde la delincuencia está a la orden del día. Buen ejemplo de ello fue el espectacular robo que tuvo lugar en la zona hace unos meses, donde los ladrones partieron por la mitad la persiana metálica y destrozaron el interior del local.