La policía nacional y los Mossos d’Esquadra han detenido a siete personas acusadas de boicotear un acto de Vox en Barcelona. Los hechos se cometieron el pasado 30 de marzo después de que los detenidos insultaran y agredieran a algunos de sus participantes, a los que sustrajeron camisetas, banderas y símbolos españolistas.

Entre los detenidos, que fueron arrestados entre los días 12 y 13 de junio, hay dos menores. Los adultos, por su parte, han quedado en libertad con cargos, acusados de los delitos de lesiones, desórdenes públicos, odio y, en algunos casos, atentado a agentes de la autoridad, según informa EFE.

BOICOT

El cuerpo policial abrió una investigación después de los incidentes ocurridos a finales de marzo en la Plaza España de la capital catalana, donde unas 200 personas se concentraron para protestar por la celebración de un acto convocado por Vox en la avenida de Maria Cristina. Los congregados para tratar de boicotear el acto de Vox, algunos de ellos encapuchados, colocaron barricadas en la vía pública para impedir el paso de los vehículos de los Mossos.

Se da el caso de que uno de los agresores, que figura entre los detenidos, ocultaba su rostro con capucha y una prenda de vestir, aunque ya había sido identificado con anterioridad por los servicios de información cuando aún iba a cara descubierta, según las fuentes.

La operación sigue abierta, por lo que no se descarta que pueda haber más detenciones en los próximos días.