Agentes de la Policía de la Generalitat-Mossos d’Esquadra de la Unitat d’Investigació de Nou Barris y de la Guàrdia Urbana de Barcelona han desmantelado dos puntos de venta de heroína y uno de hachís en los barrios de Verdum y Roquetes de la capital catalana, además de un piso en Ciutat Meridiana que la banda usaba como laboratorio para guardar la droga.

El operativo se realizó el pasado 12 de junio de la mano de 150 agentes de ambos cuerpos policiales. En este sentido, también se registraron cuatro viviendas ubicadas en Barcelona, Cerdanyola, Hospitalet de Llobregat y Sant Adrià de Besós vinculadas con la investigación.

12 DETENIDOS

Los Mossos d’Esquadra y de la Guàrdia Urbana han detenido un total de 12 personas relacionadas con la operación, 11 hombres y una mujer, de entre 30 y 60 años, de nacionalidad española, marroquí, de Guinea Bissau y de Tanzania. Los detenidos pasaron a disposición judicial el pasado viernes 14 de junio y siete de ellos ingresaron a prisión.

La investigación arrancó a finales del verano pasado, cuando se registraron varios atracos en farmacias y otros delitos en establecimientos comerciales del distrito. En todos los casos, los autores del crimen tenían aspecto de consumidores de drogas y los robos era poco especializados. Agentes cercanos a la policía contactaron con los vecinos del barrio de Verdun y Roquetes, tras observar a personas que consumían heroína en la calle.

Con toda la información pusieron en marcha un operativo para detectar e investigar las viviendas desde donde se distribuía la droga. En una primera fase se localizaron tres puntos de venta desde donde se vendía la sustancia y más tarde se centraron en la identificación de los proveedores de las drogas.

BALANCE FINAL

El balance total de la operación ha sido de 52 personas identificadas, un detenido por delito contra la salud pública, responsable de uno de los locales y pertenencia de 100 gramos de cocaína en roca, además de dos bolsas de medio gramo de presuntamente cocaína. 11 denuncias por posesión de sustancias estupefacientes, ocho denuncias por pertenencia de armas, una denuncia por defraudación de fluido eléctrico al titular de un local y actas administrativas en los locales con diferentes infracciones administrativas.