ARCHIVADO EN:

Los Mossos d’Esquadra de la Unidad de Investigación de la comisaría de Cerdanyola del Vallès detuvieron el pasado 6 de septiembre a un hombre de 42 años, de nacionalidad española y residente en Cerdanyola del Vallès como presunto autor de un delito de tenencia ilegal de armas, un delito de tráfico de drogas y tres delitos más de daños.

Durante la segunda quincena de agosto, varios vecinos del municipio recibieron impactos de proyectiles en diferentes lugares de la fachada del edificio como en los balcones, los aparatos de aire acondicionado o en los balcones. Algunas de las balas llegaron a entrar en el interior de alguna vivienda.

ARMAS, DROGAS Y DINERO EN EFECTIVO

Los agentes de Cerdanyola arrancaron una investigación que determinaron un mismo modus operandi por parte del presunto autor de los hechos: los disparos siempre se producían de madrugada, contra la fachada de la misma vivienda y los proyectiles eran del mismo calibre.

El pasado 5 de agosto se realizó la entrada y el registro en el domicilio de la persona, autorizados por el Juzgado de Instrucción 4 de Cerdanyola. En el interior de la vivienda los agentes también intervinieron varias armas, sustancias estupefacientes, una báscula de precisión y 2.080 euros en efectivo.

El 7 de septiembre el arrestado pasó a disposición judicial del Juzgado de instrucción 4 en funciones de guardia del municipio, quien decretó su ingreso a prisión.