Los Mossos d'Esquadra han iniciado a primera hora de esta mañana el desalojo de un bloque de la calle Lleida de Barcelona que fue okupado hace dos años por seis familias. El dispositivo, en el que se han desplazado seis furgonetas de la Brigada Móvil, ha llegado hacia las 6.30 horas hasta el número 38 de la calle Lleida, en Poble-sec.

La policía ha cortado al tráfico en este tramo de la calle para llevarlo a cabo, y desde Mossos se han limitado a explicar que la actuación realiza a requerimiento de un juzgado de la capital catalana.

BLOC LLAVORS

Los vecinos del conocido como Bloc Llavors no tienen intención de abandonar estas viviendas por lo que, a través de las redes sociales, han demandado a aquellos que apoyan su causa a que se concentren ante el edificio para intentar parar el desahucio.

Unas 50 personas se han concentrado en el portal para "resistir" al desalojo que, finalmente, han conseguido detener con éxito en el que era el cuarto intento de desocupación del edificio.