ARCHIVADO EN:

Las denuncias a través de las redes sociales de un exalumno ha provocado que la Escuela Claret de Barcelona haya aparatado de las clases al profesor y religioso claretiano Francesc Figueres. El colegio ha tomado la decisión de manera cautelar mientras se esclarecen los hechos.

Un exalumno, Pau Bosch, ha denunciado los hechos en su cuenta de Twitter. Según su versión, en una salida del colegio a Mallorca, tras recibir una picadura de un insecto, el religioso le pidió que se desnudara y se duchara, tras lo cual le habría frotado una crema por todo el cuerpo, sin tocarle los genitales.

ALUMNOS DESNUDOS

También ha explicado que pidió a un grupo de alumnos que se desnudara y los repasó "de arriba abajo", así como que les pidió en octavo de EGB que en las duchas se "limpiaran el glande tirando el prepucio para abajo".

Pau Bosch, que en Twitter usa el pseudónimo Gargotaire, ha explicado en una entrevista en TV3 que no había explicado antes lo sucedido por "vergüenza", pero tras ver en Twitter que el centro celebraba los 50 años de sacerdocio, decidió contarlo. Ahora ha recibido mensajes de otras supuestas víctimas narrando situaciones similares con el mismo profesor, Francesc Figueres.

APARTADO DEL CARGO

Figueres se encargaba en estos momentos de la jefatura de administración del centro, de la que ha sido relegada mientras se investiga el caso, aunque no tenía funciones docentes actualmente. El propio colegio ha informado a la inspección de educación de las denuncias.

La Escuela Claret de Barcelona, un colegio religioso concertado, ha informado que todavía no se ha presentado ninguna denuncia y ha reiterado su compromiso de "investigar y tomar todas las medidas pertinentes ante cualquier caso que en el pasado haya podido afectar a nuestra escuela.

SIN DENUNCIA

Los supuestos abusos habrían ocurrido hace 20 años, siempre fuera de la escuela, en excursiones que organizaba el centro o el propio acusado, que proponía a pequeños grupos de alumnos salidas de fin de semana. Por el momento, ninguno de los casos explicados habla de tocamientos en genitales, pero sí de pedir a los menores que se desnudaran o huntarles crema.