La Guardia Urbana ha logrado detener esta madrugada a cuatro personas que intentaban robar en un comercio de telefonía móvil del barrio de Porta, situado en Nou Barris. Los agentes de la policía de Barcelona recibieron la llamada de una vecina del establecimiento que les alertó de lo que estaba ocurriendo. 

Cuando llegaron al establecimiento consiguieron atrapar a los delincuentes que todavía se encontraban en el lugar de los hechos. Estos habían intentado realizar un robo con fuerza en grado de tentativa para, supuestamente, llevarse todos los dispositivos móviles y el dinero que había en el comercio.

 

UNA CIUDAD INSEGURA

Todavía no se sabe si los detenidos han pasado a disposición judicial, pero Barcelona cada vez cifra más robos y violencia en sus calles. En los últimos meses la ciudad ha vivido una gran oleada de hurtos, y la delincuencia es uno de los aspectos que, según el barómetro realizado por Metrópoli Abierta, más preocupa a los ciudadanos, quienes consideran que Barcelona es una ciudad insegura. 

En Barcelona, como avanzó Metrópoli Abierta, se cometen 500 delitos al día. El tema de la inseguridad centrará gran parte del debate entre los candidatos a la alcaldía de Barcelona. Y Nou Barris es uno de los distritos más castigados.