Noche sangrienta en Barcelona. Durante esta madrugada de viernes se han producido nuevos apuñalamientos en la ciudad, uno de ellos mortal, según han confirmado fuentes de los Mossos d’Esquadra. La última víctima, de 47 años y nacionalidad dominicana, ha fallecido esta madrugada tras una pelea en Nou Barris. Los hechos han tenido lugar sobre las tres de la madrugada y ahora los agentes policiales han abierto una investigación para esclarecer los hechos.

El hombre ha sido trasladado en ambulancia por el Servei d’Emergències Mèdiques (SEM) hasta el hospital Vall d’Hebron de Barcelona y ha fallecido poco después a causa de las varias cuchilladas recibidas en el cuerpo.

DETENIDAS DOS PERSONAS

También esta noche, Los Mossos d’Esquadra han detenido a dos personas por lesiones con arma blanca, según fuentes policiales. El suceso ha ocurrido sobre las 23:30 horas en el barrio del Guinardó de Barcelona.

Se ha producido una reyerta entre diversas personas, que se ha saldado con dos personas apuñaladas y detenidas.

ROBO VIOLENTO

Cuarto apuñalamiento en una noche. En este caso, una persona ha sido acuchillada de madrugada en Via Laietana, Ciutat Vella. Según ha avanzado la Cadena Ser, un turista ha quedado malherido de gravedad tras un robo violento en el centro de Barcelona.

Según fuentes de los Mossos d’Esquadra no se teme por su vida y ya se ha abierto una investigación para esclarecer los hechos.

REPUNTE DE VIOLENCIA

La mayoría de los homicidios que se han producido este verano han sido con arma blanca. En total, ya son 14 las víctimas que han muerto asesinadas en las calles de la ciudad. En concreto, dos de los homicidios registrados en Barcelona este año se produjeron en febrero (uno en Ciutat Vella y otro en Sant Martí), dos en marzo (en Ciutat Vella y Sant Martí), uno en mayo (Eixample) y otro en junio (Sants-Montjuïc). En julio hubo un crimen mortal en el Eixample, otro en Ciutat Vella, otro en el Port Olímpic, otro en Sarrià y el quinto en el Poble Nou.

En agosto se ha producido una pelea mortal en Ciutat Vella. La última víctima por homicidio en Barcelona antes del asesinato de esta madrugada fue el de una mujer sueca hallada muerta debajo de un camión en Sants-Montjuïc. En esa ocasión, el cuerpo presentaba signos de violencia y, al realizarse la autopsia, se comprobó que la agredida había fallecido por causas violentas.

CRISIS DE SEGURIDAD

Según el teniente de alcalde de Seguridad de Barcelona, Albert Batlle, la situación no es irreversible. Pese a reconocer la “crisis de seguridad” que vive la ciudad, apuesta por hacer un análisis “sereno y responsable”. Entre sus medidas, prevé aumentar el número de agentes de servicio en Barcelona, tanto de Mossos d’Esquadra como de Guardia Urbana. "Vamos a tener correctamente dimensionadas las fuerzas de seguridad", promete.