La Audiencia de Barcelona ha condenado a cuatro años de cárcel a un hombre de Mali por secuestrar a la mujer del cónsul del país en Barcelona, así como por robarle 200 euros que ahora debe retornar. El tribunal le ha condenado alegando un delito de secuestro y otro de robo con intimidación tras considerar demostrado que retuvo a la mujer desde las 13.30 hasta pasadas las 20.30 horas del 13 de marzo de 2018.

El objetivo de esta acción fue el de conseguir un salvoconducto para poder viajar a su país, ya que tenía el pasaporte caducado. Además, el secuestrador aprovechó la ocasión para llevarse 200 euros que se encontraban en el interior de la caja del consulado.

'DE AQUÍ NO NOS VAMOS'

Tras al negativa del cónsul a expedir el permiso, el acusado, que tenía antecedentes penales, arrebató las llaves del consulado y el teléfono móvil, tras lo que cerró la puerta y aseguró que nadie iba a salir de allí.

En este lapso de tiempo, la mujer le envió un mensaje al cónsul pidiéndole que acudiera al lugar de manera urgente, por lo que el hombre, al sospechar, dio la voz de alarma a los Mossos d'Esquadra y a la Policía Nacional. El resultado, fue el despliegue de un operativo que finalizó con la detención del individuo.

'SE ME FUE UN POCO LA OLLA'

Tras negar el secuestro, el robo del teléfono y el cierre de la oficina durante el juicio del pasado 11 de abril, el acusado admitió que "se me fue un poco la olla", justificándose con que "estaba un poco cabreado".

Mientras que la Fiscalía pidió para él ocho años y medio de cárcel, su abogada demandó su libre absolución, alegando que necesitaba con urgencia ir a Mali porque su padre acababa de fallecer y su madre se encontraba en una situación precaria. Finalmente, la condena se ha establecido en cuatro años de cárcel y el retorno de los 200 euros robados.