Una de las características que están marcando el congreso más allá de la tecnología está siendo la inseguridad que se vive estos días en el evento y sus inmediaciones, una realidad que en lugar de desvanecerse continúa aumentando.

Desde el inicio del certamen, el cuerpo policial de Barcelona ha realizado hasta 47 identificaciones, ha investigado a 73 personas, ha detenido a otras siete y ha recuperado un importante número de objetos.

INSEGURIDAD ESTABLECIDA

Los datos ofrecidos por la Guàrdia Urbana confirman una situación de inestabilidad que congresistas, turistas y vecinos de Barcelona están viviendo de manera especial esta semana.

De todas formas, se trata de un incremento de la situación de inseguridad que se ha instaurado en Barcelona y que desde el Ayuntamiento no se ha sabido combatir.