ARCHIVADO EN:

El Juzgado de Instrucción número 24 de Barcelona ha archivado la causa contra nueve investigados por irrumpir en las vías del AVE en la estación de Sants e interrumpir el tráfico de la línea de alta velocidad entre las 16.45 y las 22.30 horas en la huelga general del 8 de noviembre de 2017.

En un comunicado de los CDR, Alerta Solidària y del grupo de apoyo a los encausados, han celebrado el archivo del procedimiento, que no es firme, y han destacado que evidencia que pese, a la "represión" del Estado y del Govern, no desfallecerán y continuarán defendiendo los derechos del pueblo trabajador catalán, en sus palabras.

 

 

DECISIÓN OPORTUNA

"La decisión no puede ser más oportuna. En unos días que escucharemos como, ante el Tribunal Supremo, se intenta imponer por parte del Poder Judicial, policial y medios de comunicación un relato sobre una supuesta violencia, sobre tumultos y rebeliones", han valorado.

Han destacado que ese 8 de noviembre hicieron "hervir las calles de dignidad y firmeza, de determinación y coherencia, defendiendo los derechos", y determinados a defender lo que ganaron en las urnas el 1-O, han añadido. Asimismo, han resaltado que el auto de archivo establece de "forma clara" que los hechos denunciados por los Mossos d'Esquadra no constituyen ningún delito.

INVESTIGACIÓN

El juzgado de Instrucción número 24 archivó una primera vez las diligencias, pero posteriormente estimó el recurso interpuesto por la Fiscalía contra su auto de sobreseimiento provisional y acordó la reapertura de las diligencias, que entraron en el juzgado por atestado de los Mossos d'Esquadra.

El juzgado citó a los nueve investigados por posibles delitos de desórdenes públicos y coacciones, que fueron las que fueron identificadas por la policía catalana al salir de los andenes, para tomarles declaración, aunque cinco de ellos se negaron a acudir a declarar, por lo que la magistrada dictó una orden de búsqueda y captura para que comparecieran.

OCUPACIÓN DE LAS VÍAS

En un auto cuando decidió investigar la causa, el juzgado constató que ese 8 de noviembre, coincidiendo con la huelga general, entre 500 y 1.000 personas ocuparon las vías férreas 1 y 7 de la estación de Sants, "impidiendo totalmente el tráfico ferroviario en dichas vías, con alteración en las líneas de alta velocidad", lo que afectó a multitud de usuarios.