ARCHIVADO EN:

Según la investigación interna llevada a cabo por Tram, empresa adjudicataria del servicio, lo que le ocurrió a la conductora del tranvía del Trambesòs, que se accidentó el pasado miércoles en la estación término de Sant Adrià del Besòs, fue una pérdida de conocimiento en el momento final de la frenada.

Tram cree esa fue la verdadera causa por la que el convoy chocó al final de la línea de la T4 y la T6. Fuentes de la compañía, consultadas por Europa Press, han sostenido que "el tranvía funcionó correctamente", después de haber analizado la caja negra y las imágenes registradas por el tranvía, ha informado por su parte Betevé.

Las mismas fuentes han señalado que el atestado policial acabará de confirmar esta hipótesis sobre el accidente, que dejó cuatro heridos, incluida la conductora, quien quedó aprisionada en la cabina de mando y hubo de ser extraída por los bomberos.

POR 12 SEGUNDOS

Siempre según las versiones oficiales aportadas por Tram, la conductora se desmayó justo después de empezar a frenar al acercarse a la estación. Al parecer, el sistema de emergencia mediante el que frenan los tranvías si no se pulsa un botón cada 12 segundos -conocido como dispositivo del hombre muerto- no se activó a tiempo por la sencilla razón de que ella lo acaba de pulsar poco antes, por lo que  aún no había transcurrido esa docena de segundos.

La conductora, que fue ingresada grave en el hospital de la Vall d'Hebrón, fue tratada de diversas fracturas y no fue hasta el domingo que fue dada de alta

El accidente provocó afectaciones en la red del Trambesòs, ya que los tranvías no pudieron llegar a la estación de Sant Adrià durante varias horas, y otras líneas tuvieron que modificar su servicio.