Cada vez es más habitual que los actos de Vox sean irrumpidos por algún grupo independentista, Arran suele convocar manifestaciones en los lugares donde se producen los actos de campaña. A raíz de un nuevo evento del partido político los CDR se han organizado para intentar interrumpirlo.

Cincuenta personas se han concentrado en la confluencia entre las calles Valencia y Enric Granados, allí mismo se ha celebrado un acto organizado por el partido político de extrema derecha Vox. Los agentes han detenido a una persona y han identificado a otras dos.

Los CDR han organizado un boicot a través de las redes sociales y han tratado de impedir que se produjera el encuentro.

Los efectivos de los Mossos d’Esquadra al ver el conflicto que se podía producir han hecho una barrera humana entre ellos para separar a los del Comités de Defensa de la República de los de Vox. Además han cortado el transito de la calle València entre Enric Granados y Aribau para que no hubieran accidentes.

Los concentrados han llegado y se han manifestado al grito de “Fuera fascistas de nuestros barrios”. Algunos de ellos han lanzado objetos en contra de los asistentes del acto, por eso los portavoces del comite han dejado claro que las personas que han actuado de forma violenta no forman parte de su grupo, ya que consideran que deben llevar una actitud protestante pero pacífica. En respuesta, la Policía ha cargado contra los 'antifascistas' para tratar de dispersarlos y, tras dispersar el conflicto, se han vuelto a colocar a unos diez metros del local donde se celebra el acto de Vox para protegerlo. El acto trataba un encuentro con Jorge Buxadé, miembro del Comité Nacional de Vox y se encuentra enmarcado en la campaña “Cañas por España”.