El juez ha enviado a prisión a 12 de los detenidos por narcotráfico en la operación que los Mossos d'Esquadra han llevado a cabo en el barrio del Poble-sec hace unos días. Los acusados han ingresado en prisión comunicada y sin fianza.

Tras su detención, los doce acusados de presuntos delitos contra la salud pública han pasado a disposición judicial y, tras prestar declaración ante el juez de guardia, este ha decidido su ingreso en prisión.

Según la investigación de los Mossos, los detenidos forman parte de los grupos de narcotraficantes que actuaban en el barrio del Raval. Tras la macrorredada llevada a cabo por la policía en este barrio, parte de los narcotraficantes optaron por desplazarse a otros distritos de la ciudad intentado evitar la presión policial.

DENUNCIA VECINAL

La presencia de los narcotraficantes en el barrio del Poble-sec alertó a los vecinos, que pusieron en conocimiento de los Mossos las ubicaciones en las que se habían instalado. La investigación policial se ha basado tanto en el seguimiento de los presuntos narcotraficantes como en las averiguaciones en el entorno de los pisos en los que llevaban a cabo su actividad delictiva.

Se da la circunstancia de que varios de los detenidos en esta operación también fueron arrestados en la macrorredada, aunque en aquella ocasión no se dictó contra ellos orden de ingreso en prisión, lo que les permitió continuar con su actividad delictiva cambiando la ubicación del local en el que vendían la droga.

En sus investigaciones, la policía averiguó que la venta de jeringuillas en las farmacias próximas a los narcopisos se había triplicado en las últimas semanas.