Caos total en Barcelona. Un accidente en una de las líneas de Renfe ha generado el colapso total en la Meridiana, una de las múltiples entradas de la capital catalana. A raíz de un atropello moral en la estación de Mollet-Sant Fost, los usuarios se han visto obligados a buscar alternativas para llegar hasta Barcelona.

La opción más factible ha sido el bus. Desde la estación de Granollers han salido varios vehículos dirección Barcelona pero con un gran problema, el aforo. Más de 25 personas se han visto obligadas a ir de pie dentro del autobús, ya que no quedaban más plazas para sentarse.

PROBLEMAS CONSTANTES

El destino final del autobús, que ha seguido el mismo recorrido que el tren de Renfe, ha sido Fabra i Puig. El handicap de esta estación es que está en obras y los usuarios, hartos de las reformas, los retrasos y los colapsos de la gente, se han visto obligados a buscar nuevas alternativas para llegar finalmente hasta el centro de la ciudad.

SUCCESO

Este miércoles, a las 10:45 horas, un atropello mortal de un joven a la salida de la estación de Mollet-Sant Fost ha provocado muchos problemas en la circulación de los trenes, según fuentes consultadas a Metrópoli Abierta.

Las líneas afectadas por el incidente son la R2 norte, la R8 y la R11, donde la frecuencia de paso puede superar los 90 minutos de retraso. Hasta el lugar de los hechos se han acercado los Mossos d’Esquadra, los Bomberos y los servicios médicos. También Metrópoli.