ARCHIVADO EN:

El pasado 22 de febrero cuatro individuos atracaron una tienda de compra-venta de oro en el barrio de Gràcia. El robo fue grabado por un ciudadano y las imágenes se hicieron virales por WhatsApp. Días después volvieron a actuar en el barrio de Sant Andreu.

Los Mossos d'Esquadra iniciaron entonces una investigación que ha permitido la detención de tres integrantes de la banda, aunque otros dos miembros siguen huidos. En total, se les responsabiliza de 12 robos en la provincia de Barcelona, en poblaciones como Sabadell, Badalona, Castelldefels y Terrassa.

Los tres detenidos, de entre 20 y 29 años, tienen nacionalidad española y son reincidentes, según han informado los Mossos d'Esquadra.

La investigación se inició a partir de un robo violento en febrero en un establecimiento de compra y venta de objetos de segunda mano en Barcelona: uno de los atracadores apuntó con un arma -al parecer, detonadora- a uno de los trabajadores y finalmente se llevó el dinero de la caja.

La banda actuaba siempre con el mismo 'modus operandi': utilizaban motos robadas para cometer los robos, casos y guantes para dificultar la investigación policial, mazos y en algunas ocasiones intimidaban con armas pero no eran violentos con las personas.

El pasado martes 4 de abril se llevó a cabo el dispositivo que permitió la detención de dos de los miembros de la banda. Durante la actuación policial se hicieron cuatro entradas y registros. Un tercer ladrón consiguió escapar, pero tras varios días desaparecido se le pudo detener finalmente y resultó ser uno de los líderes de la banda.

De los tres arrestados, uno ha ingresado en prisión, otro ha quedado en libertad con cargos y un tercero pasará este jueves a disposición judicial; los Mossos han podido recuperar 9.500 euros en efectivo, diversas joyas y objetos de valor.