ARCHIVADO EN:

La Guardia Urbana ha llevado a cabo una operación antidroga en el distrito de Sant Andreu y ha logrado decomisar un cargamento de 45 kilos de hachís. Durante la operación, desarrollada en el barrio de Navas, se ha detenido al presunto responsable de la venta de la droga. Según los responsables policiales, el detenido estaba intentado hacerse con el control de la venta de esta droga en toda la ciudad.

El operativo policial se ha desarrollado con la intervención de unidades de investigación, de la USP y de la policía de Sant Andreu y se centró en una vivienda ocupada. Una orden judicial ha permitido la entrada de los policías en la vivienda, donde se han producido las detenciones y el decomiso de la droga.

OCULTA EN UN COCHE

Además, los policías han descubierto la presencia de un coche en el parking de edificio, perteneciente al detenido, en el que también han incautado drogas e instrumentos para su manipulación. Durante la intervención, la policía, además de los 45 kilos de hachís, se ha incautado de 12.060 euros, una máquina para contar billetes, otra para detectar billetes falsos, una porra extensible, un spray de pimienta, un bote preparado para ocultar la droga en el interior y otros tres coches con los que se distribuía la droga por toda la ciudad.

Hachís y dinero incautado por la Guardia Urbana / @barcelona_GUB
Hachís y dinero incautado por la Guardia Urbana / @barcelona_GUB

PRECIO INFERIOR

Los investigación se inició cuando la policía municipal del distrito de Sant Andreu detectó la presencia de un individuo que distribuía la droga entre los pequeños vendedores. Poco después detectaron que el precio al que este distribuidor vendía la droga era inferior al de mercado, lo que le había permitido hacerse con buena parte de la distribución del hachís en las principales zonas de ocio de la ciudad, sobre todo en los distritos de Sant Andreu, Sant Martí y Ciutat Vella.

Además, también pudieron comprobar que, pese a que el precio era inferior, la calidad era superar a la habitual en este tipo de sustancias, por lo que dicho individuo estaba acaparando buena parte del mercado.

En el siguiente vídeo se puede comprobar como la Guardia Urbana y el detenido se dirigen al aparcamiento para inspeccionar el vehículo propiedad del traficante y cómo descubren la droga que en el interior del coche se esconde.