Agentes de los Mossos d'Esquadra destinados en la comisaría de Ciutat Vella han detenido a un ladrón que asaltaba a sus víctimas subido a una motocicleta, para hacerlas caer al suelo y robarles el bolso.

La detención se produjo el pasado 10 de mayo, después de que su última víctima denunciara el robo. Los agentes, que ya estaban sobre la pista del ladrón, iniciaron un dispositivo de búsqueda que finalmente acabó con su arresto, aunque previamente les dio esquinazo un par de veces.

El ladrón, que no tenía ni carnet de conducir, robaba motos tipo scuter con las que circulaba por encima de la acera y en dirección contraria para tirar a sus víctimas al suelo y aprovechar el momento para sustraerles el bolso o la bolsa de mano.

Varías de las víctimas sufrieron lesiones de diversa consideración a consecuencia de las fuertes caídas provocadas por la embestida del ladrón, al que se relaciona con cinco atracos y se le investiga su relación con otros tres robos de motocicletas.

Tras detenerle, los Mossos accedieron a su domicilio, donde encontraron el casco y las gafas que presuntamente utilizaba en los robos y varias bolsas de mano que pertenecían a las víctimas.

El detenido, de 35 años y nacionalidad palestina, pasó a disposición judicial y el juez ha decretado su ingreso en prisión.

Imagen del ladrón captada por una cámara de seguridad / MOSSOS D'ESQUADRA
1/1

Imagen del ladrón captada por una cámara de seguridad / MOSSOS D'ESQUADRA