ARCHIVADO EN:

 

Nueva acción violenta en el centro de Barcelona contra un turista. En la pasada madrugada, un joven turista de 21 años ha sido apuñalado en plena calle para robarle un reloj que está valorado en 7.500 euros.

El joven, que ha sido apuñalado en tres ocasiones, ha sido trasladado al centro de Pere Camps, donde se le han hecho las curas necesarias, aunque las heridas han sido catalogadas como menos graves.

El hecho se ha producido en la calle Doctor Aiguader, muy cerca de la estación de Francia, en el distrito de Ciutat Vella, alrededor de las 2.45 de la madrugada. Según fuentes de la investigación, el turista se encontraba en ese momento solo cuando se le han acercado un grupo de personas, que se han dirigido a él exigiéndoles que les entregara sus pertenencias.

El joven se ha negado y entonces uno de los asaltantes ha sacado una navaja y le ha agredido, dándole varias puñaladas. Tras esto, al joven le han robado el reloj que llevaba en la muñeca, que está valorado en 7.500 euros.

Un patrulla de los Mossos d'Esquadra ha atendido al joven apuñalado, que ha sido trasladado a un centro hospitalario para recibir las atenciones médicas necesarias.

MAYOR VIOLENCIA

Está agresión supone un paso adelante en la forma de actuar de los conocidos como relojeros, los delincuentes que detectan una persona que luce un reloj supuestamente de un elevado valor económico y se lo roban usando el método del tirón aprovechando un momento de descuido.

De hecho, este tipo de robos han ido en aumento en los últimos meses en la ciudad, sobre todo desde el pasado verano, cuando se empezó a detectar la presencia de ladrones especializados en la detección y sustracción en plena calle de relojes de alta gama, un producto relativamente fácil de colocar en el mercado.

Sin embargo, las medidas de autoprotección que han ido adoptando los turistas han hecho variar las formas de actuación de los atracadores, que en algunas ocasiones han llegado a utilizar métodos más agresivos e incluso violentos, aunque la policía considera que podría tratarse de un hecho aislado y que se trata de un atraco que ha acabado con el robo de un reloj.

No pasa desapercibido que es una nueva muestra del aumento de los hechos delictivos en la ciudad, constatado y reconocido tanto por las diferentes policías como por el propio Ayuntamiento de la ciudad.

De hecho, la inseguridad es en la actualidad la mayor preocupación de los ciudadanos ya que existe la percepción de que los hechos delictivos, sobre todo los robos y hurtos, han aumentado de manera espectacular en los últimos años.

Además, ante la incapacidad de la alcaldesa y máxima responsable de seguridad de la ciudad, Ada Colau, de poner fin a este aumento de los hechos delictivos, los grupos de la oposición la han reprobado, aunque ella ha insistido en repetidas ocasiones que la culpa es de la Generalitat, por la falta de mossos en las calles, o del gobierno del Estado, por la legislación que está en vigor.