Una joven de 17 años ha resultado herida por arma blanca la madrugada de este sábado en Barcelona. Fuentes del Ayuntamiento de Barcelona informan que la chica presenta un corte en la parte baja de la cadera. La víctima ha sido trasladada por el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) al Hospital del Mar, donde ya ha sido dada de alta

Aunque en un principio el atestado del SEM decía que estaba grave, la chica se encuentra fuera de peligro y está leve, según el Ayuntamiento de Barcelona. El arma utilizada es un cúter. Las fuentes de la Guardia Urbana consultadas por Metrópoli Abierta hablan de un apuñalamiento por arma blanca.

El incidente ha tenido lugar sobre las 02.15 horas de la madrugada en la calle de Pujades, a la altura del número 57. Una hora más tarde, hacia las 03.10 horas, agentes de la Guardia Urbana han detenido al presunto agresor en el número 110 de la calle de Pallars.

Se trata de un hombre de 18 años, según la policía local. Al hombre se le acusa de un delito menor grave de lesiones. El agresor también presentaba cortes en las manos. Un testimonio, Ernest, ha dicho a Efe TV que la chica ha recibido un pinchazo cerca de la cintura.

PELEA

Siempre según la versión de las fuentes de la Guardia Urbana consultadas, la chica fue agredida por ponerse en medio de una discusión de pareja, entre el detenido y otra joven. Desde el Ayuntamiento se apunta que el conflicto se puede originar cuando el agresor pidió un cigarro a la chica y a otra persona que la acompañaba.

Desde la oficina de prensa de los Mossos d'Esquadra no se ha dado ninguna información sobre el caso. Se ha limitado a negar que se trata de un apuñalamiento y ha remitido a Metrópoli Abierta a solicitar información a la Guardia Urbana.

Ésta es la segunda agresión a una mujer por apuñalamiento en Barcelona a lo largo de esta semana. El pasado miércoles, una joven de 26 años murió tras recibir dos cuhilladas en el pecho en Smar, un bar de copas del Port Olímpic.

MÁS ROBOS CON VIOLENCIA

También esta semana se han conocido los datos de criminalidad del primer semestre del año que elabora el Ministerio del Interior. Según el Gobierno central, entre enero y junio se han producido en Barcelona cerca de 100.000 delitos, un 8,2% más, y los robos con violencia se han disparado un 30,5%.