ARCHIVADO EN:

La muerte de un perro por el disparo de un agente de la Guàrdia Urbana ha enardecido las redes y ha provocado la reacción del Pacma, el partido animalista que ha convocado una concentración de protesta esta tarde en la plaza Sant Jaume.

El Pacma ha denunciado que “es inadmisible que un Ayuntamiento autoproclamado animalista resuelva a tiros los problemas con los animales. Exigimos explicaciones urgentes que determinen los motivos de esta terrible muerte”. Los animalistas han solicitado también al equipo de Ada Colau que abra inmediatamente una investigación para que "se depuren responsabilidades" por la muerte del perro.

POLÉMICA MUERTE

La muerte del perro está envuelta en polémica y existen dos narraciones diferentes. La versión oficial, facilitada por la Guàrdia Urbana, indica que el animal fue sacrificado de un disparo después de que mordiera a un agente en el brazo. En cambio, circula por internet otro relato diferente, basado en el testimonio de una joven que no presenció los hechos pero que llegó poco después a la plaza de Espanya y a la que un testigo de los hechos le explicó que el disparo se produjo para callar al perro que ladraba por la actuación de los agentes para reducir a su amo, un joven que se dedicaba a vender pulseras en la calle en el barrio de Sants, donde era bastante conocido entre los vecinos. 

La concentración de repulsa está convocada a las 18 horas en plaza Sant Jaume. También han hecho un llamamiento a testigos del caso a que se pongan en contacto con el Pacma, principalmente si disponen de alguna filmación de lo ocurrido en plaza Espanya este martes por la tarde.