ARCHIVADO EN:

Una patrulla de la Unidad Montada de la Guardia Urbana arrestó el pasado 5 de enero a un hombre que agredió a un camarero con un destornillador. 

Según ha explicado el cuerpo policial a través de las redes sociales, los hechos tuvieron lugar durante la Cabalgata de Reyes, que recorrió las principales calles de la ciudad y que fue seguida por unas 950.000 personas.

El ataque tuvo lugar en la calle de Manso, una vía por la que pasó la cabalgata. La patrulla de agentes que participaba en el desfile se desplazó hasta el bar. 

La policía local afirma que el trabajador intentó evitar el robo de un móvil a un cliente del bar y que el ladrón, presuntamente, "le agredió y amenazó con el destornillador".