Un jurado popular ha declarado no culpables a dos de los siete acusados de matar a un hombre en la salida de un karaoke de Badalona y de herir gravemente a otra. Tras la decisión del jurado el pasado jueves, el juez los puso en libertad el mismo día. Los hechos ocurrieron en diciembre de 2015, cuando un grupo de, al menos siete personas, entraron en el local de ocio y atacaron a la víctima y a otra persona. La pela, en la que había ciudadanos de origen chino, siguió en la calle y terminó con la muerte de una persona por arma blanca.

El fiscal sostiene que los acusados – juzgados por delito de asesinato con la concurrencia de alevosía y ensañamiento– y la víctima mantenían una enemistad previa.  Señala que uno de los investigados acudió al local, ubicado en el barrio de Sant Roc, en coche cargando un arsenal de armas, como bates de béisbol, palos, hachas y cuchillos de cocina, que fueron usados en el crimen. Ese día, uno de los acusados, junto a otras dos personas, atacó a un hombre con cuchillos pero éste pudo huir del lugar.

PERSECUCIÓN

Los investigados empezaron a perseguir a la víctima que recibió una lluvia de golpes, puñaladas y un primer hachazo en la cabeza. En un inicio, el hombre pudo escapar, pero el grupo consiguió atraparlo. Entonces, “uno de los acusados sacó de su coche todas las armas e instrumentos mencionados, que usaron para acabar con la vida de esta víctima”, relata el fiscal.

El jurado fue unánime con la absolución de uno de los acusados que recibió los nueve votos en contra de la culpabilidad de los miembros del órgano. El otro investigado fue declarado no culpable con seis votos a favor y tres en contra. En cuanto a los cinco personas declaradas culpables, el tribunal del jurado también votó de manera unánime con dos de ellas; otros dos fueron hallados responsables del asesinato por siete votos a favor y, un último, por ocho votos y solo uno en contra.

39 AÑOS

Uno de los acusados de asesinar a la víctima se enfrenta a 39 años de cárcel por haber intentado acabar con la vida de otro hombre que ingresado con pronóstico grave en el hospital. El juez dictará la sentencia en las próximas semanas.