ARCHIVADO EN:

Ni el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona está libre de la delincuencia que se vive en algunos barrios de la ciudad. Gerardo Pisarello ha sufrido en sus propias carnes la febril actividad que en los últimos tiempos parecen tener los delincuentas habituales. Al primer teniente de alcalde le han robado la cartera y su ordenador portátil.

Los hechos sucedieron el pasado martes, cuando Pisarello asistía a una reunión en el barrio Gòtic. Al parecer, el primer teniente de alcalde dejó su cartera y su ordenador portátil en el interior del vehículo oficial y la puerta del mismo quedó mal cerrada. Ese descuido fue aprovechado, según pública Crónica Global, por un ladrón, que vio la oportunidad de apropiarse de los objetos ajenos y la aprovechó.

El ladrón se llevó una cartera con documentación, una mochila y el ordenador portátil del político. Lo que no se ha dado a conocer es la importancia de los documentos sustraídos o si la información que contiene el portátil tiene carácter confidencial y si puede resultar comprometedora para el consistorio.

Lo más curioso del caso es que desde el propio Ayuntamiento se intenta descargar la responsabilidad en el chófer del primer teniente de alcalde, argumentando que no está claro quién se dejó la puerta mal cerrada. Pisarello ha presentado la pertinente denuncia ante la comisaría de los Mossos d'Esquadra.

DELINCUENCIA EN AUMENTO

El robo al primer teniente de alcalde se produce pocos días después de que se reuniera la Junta de Seguridad de Barcelona. En dicha reunión, tanto la Guàrdia Urbana como los Mossos d'Esquadra dejaron claro que se ha producido un aumento espectacular de los hechos delictivos en la ciudad, que ha sido de un 15 %, y que hay una enorme preocupación por la existencia de delincuentes multirreincidentes y por un aumento de la preocupación entre los vecinos por la percepción de inseguridad que se vive en las calles de la ciudad.

Además, son muchos los que considera que el actual equipo de gobierno es demasiado permisivo con algunos colectivos, a los que responsabilizan del aumento de la delincuencia en la ciudad.