La delincuencia es una de las principales preocupaciones de los barceloneses. Y los datos les dan la razón. En la capital catalana se producen 21 delitos a la hora, según los datos que maneja el propio Ayuntamiento.

Así lo ha reconocido el comisionado de Seguridad de Barcelona, Amadeu Recasens, en la comisión de Presidencia, Derechos de Ciudadanía, Participación y Seguridad y Prevención, donde ha defendido la labor del equipo de Colau contra los narcopisos.

El aumento de la seguridad se produce al mismo tiempo que la plantilla de la Guàrdia Urbana se reduce y mientras el equipo municipal desmantela la Unitat de Suport Policial (USP), una controvertida decisión que Barcelona en Comú llevaba en su programa y que ha empezado a negociar ahora con los sindicatos.