ARCHIVADO EN:

El ataque del movimiento okupa a la antigua sede de Metrópoli Abierta ha desatado una gran ola de solidaridad hacia este medio. Cientos de ciudadanos han expresado su apoyo a la par que han condenado la última fechoría de los okupas en Barcelona. Los maleantes de profesión que se dedican a violar el derecho a la propiedad privada han agotado la paciencia de los ciudadanos, hartos de la impunidad de los delincuentes. Este verano la gota ha colmado el vaso. La problemática ha entrado de lleno en la agenda mediática y política de Barcelona, una de las ciudades más afectadas por este fenómeno. 

Los okupas, al sentirse acorralados, han disparado contra Metrópoli Abierta, medio que ha retratado el hartazgo vecinal que supone el allanamiento de la propiedad. Desde este diario se ha explicado la problemática a través de artículos, reportajes, entrevistas y datos estadísticos. Un ejercicio de periodismo que ha inquietado a los okupas, quienes pretenden cercenar la libertad de prensa a través de actos vandálicos peligrosos.    

APOYOS DE TODO TIPO

Su revancha ha sido en vano. Los barceloneses han respondido con cientos de mensajes públicos y privados de apoyo a la labor periodística de Metrópoli Abierta. Políticos, periodistas, actores de la sociedad civil, sindicatos, ciudadanos de a pie y policías han transmitido a este medio su respaldo al ejercicio de la libertad de prensa. 

En la esfera política, partidos políticos de diferente ideología han expresado su apoyo a Metrópoli Abierta. PSC, Ciutadans, Junts per Catalunya (JxCAT), Barcelona pel Canvi y PP han condenado el acto vandálico que se produjo la madrugada del martes y que consistió en la rotura de los cristales de la puerta de acceso y una pintada amenazante. 

Puerta de cristal de la antigua sede de Metrópoli Abierta, rota tras el acto vandálico / M.A.
Daños en la antigua sede de Metrópoli Abierta tras el ataque

GESTO DE BATLLE 

Albert Batlle, concejal de Seguridad de Barcelona, llamó personalmente a la dirección de Metrópoli Abierta para interesarse sobre el estado de todos los redactores de este medio. Batlle, número tres de la lista del PSC en las últimas elecciones, condenó el ataque de los okupas y su intento de intimidar la libertad de expresión de este digital.

Su compañero de coalición y líder de los socialistas en Barcelona, Jaume Collboni, hizo lo propio a través de Twitter. "En una sociedad libre, el pensamiento y la palabra deben ser libres", expresó Collboni. También a través de Twitter se pronunció el líder del PSC en Badalona, Rubén Guijarro, para condenar los hechos.

CS DENUNCIA EL SILENCIO DEL GOBIERNO

Desde las filas de Ciutadans fueron múltiples las muestras de apoyo a este medio. Su líder en Barcelona, Mari Luz Guilarte, expresó su "absoluta condena al ataque". Además, indicó que "los violentos" actúan con "total impunidad ante el silencio del Gobierno municipal". "Siempre defenderemos el derecho a la libertad de expresión e información" sentenció Guilarte.

Diversos concejales de distrito de la formación naranja se sumaron al respaldo hacia Metrópoli. También algunos diputados del Parlament de Catalunya, como Sonia Sierra, Dimas Gragera, o el jefe de la oposición en el Parlament y presidente de Ciutadans, Carlos Carrizosa. "El uso de la violencia para imponer las ideas es siempre condenable. Cuando se ejerce contra periodistas o medios de comunicación, además revela la voluntad de silenciar a la prensa libre. O sea, totalitarismo de libro. Nuestro apoyo a Metrópoli", aseguró Carrizosa. 

TODOS LOS PARTIDOS, EXCEPTO...

En nombre de JxCAT fue Jordi Martí Galbis quien lamentó el ataque. El político barcelonés expresó su "solidaridad a la empresa y a los trabajadores" a través de Twitter. Eva Parera, concejal de Barcelona pel Canvi, también contactó con Metrópoli para lamentar el acoso a este diario. Y Manuel Valls, ex primer ministro de Francia, transmitió su total apoyo a la redacción de este medio nativo digital.

Los dos concejales del PP en el Ayuntamiento de Barcelona también condenaron el ataque. Tanto Josep Bou como Óscar Ramírez denunciaron el acto vandálico en sus redes sociales.

ERC Y BCOMÚ

Todas estas muestras de apoyo contrastaron con el silencio de ERC y Barcelona en Comú. Republicanos y comunes coinciden en su discurso conciliador con la okupación. En el caso de BComú, incluso, se llega a justificar esta práctica delictiva. La alcaldesa Ada Colau se ha pronunciado en este sentido en reiteradas ocasiones, la última vez en la televisión pública de Barcelona Betevé.

Colau, conocida por pronunciarse sobre todo tipo de polémicas, guardó un silencio remarcable tras el ataque al medio local de Barcelona más leído en toda la ciudad

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.