Ya no queda nada del asentamiento de chabolas cercano a la Torre Glòries donde hasta esta semana vivían más de una treintena de personas. La mañana de este miércoles la Guardia Urbana de Barcelona procedió a su desalojo, y este sábado, el solar encajonado entre la avenida Meridiana y las vías del tren ya está limpio. Los operarios de limpieza municipales ya han despejado la zona, y ya no queda ni rastro de las barracas que han servido de hogar a personas desfavorecidas durante años. Tampoco ninguno de sus objetos personales. 

Los operadores de limpieza municipales ya han despejado el lugar / GUILLEM ANDRÉS
Los operadores de limpieza municipales ya han despejado el lugar / GUILLEM ANDRÉS

SIN SABER A DÓNDE IR 

El Ayuntamiento de Barcelona asegura que todas las personas que vivían en el campamento "estaban avisadas y atendidas socialmente con antelación". Asimismo, afirman que todas ellas han recibido información sobre los albergues y recursos disponibles de alojamiento vinculados a los servicios sociales, pero han rechazado las opciones que les ofrecen. La mayoría de afectados ahora no sabe a dónde ir, y como comentó en conversación con este medio el día del desalojo un joven marroquí que vivía en el espacio, "ahora toca buscarse la vida". 

Hamid Boukili, sentado, después de ser desalojado / G.A
Hamid Boukili, sentado, después de ser desalojado este miércoles / G.A

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.