El edifici Novíssim, anexo al Ayuntamiento, ha amanecido este miércoles con un sintecho durmiendo al lado de la puerta principal.

La imagen, que desgraciadamente se ha convertido en habitual en algunos puntos de la capital catalana, se ha producido esta mañana a escasos metros del consistorio.Y ha sido presenciada por algunos concejales.

 

La imagen pone en evidencia la emergencia habitacional que sufre Barcelona, con una Mesa de Emergencia incapaz de cubrir muhcos casos de carácter urgente.

El acceso a una vivienda digna continua siendo una de las materias pendientes del consistorio barcelonés. Colau ha incumplido las promesas que hizo en 2015. Entonces prometió la construcción de 4.000 pisos sociales y sólo ha cumplido una tercera parte de su compromiso. Ha construido menos pisos que Xavier Trias y Jordi Hereu, los anteriores alcaldes de Barcelona.