ARCHIVADO EN:

La serie de TV3 Merlí ha sido una de las producciones más exitosas de la cadena en los últimos años. Los líos de los alumnos del instituto Àngel Guimerà conquistaron al público catalán e internacional cuando esta producción fue comprada por la plataforma en streaming Netflix. Tras su melancólico final, Movistar decidió apostar por ella y planear un spin-off en el que el protagonista, Pol (Carlos Cuevas), continuase narrando sus aventuras en una versión más adulta. 

El rodaje de Merlí: Sapere Aude se inició el pasado 20 de mayo e incluirá los lugares más emblemáticos de la ciudad condal, como La Universidad de Barcelona, el Barrio Gótico, el Raval y algunas playas pero también algunos pasajes más mundanos y transitados por los ciudadanos de Barcelona. Precisamente esta parte de la producción ha sido la que ha alterado el ritmo diario de una comunidad de vecinos del Eixample. 

SIN PREVIO AVISO

El pasado 31 de mayo los vecinos edificio situado en el número 32 de la calle Diputació recibieron una carta, firmada por la administración del inmueble, el presidente y la productora Veranda TV, que cambiaría su día a día sin previo aviso. En el escrito se especificaba que se iba a hacer una grabación de la serie de Movistar, durante 14 horas, en el interior del edificio. 

 

Acta vecinal a la que ha tenido acceso Metrópoli Abierta
Acta vecinal a la que ha tenido acceso Metrópoli Abierta

 

Los vecinos de la comunidad quedaron estupefactos ante la decisión que había tomado la dirección del inmueble, sin haberlo consultado previamente con los demás habitantes. Tampoco pudieron hacer nada para impedir el comienzo de la grabación: "Nos llegó la carta el viernes y no tuvimos ni dos días hábiles para tramitar un impedimento, ha sido una encerrona", confirma Angeles Díaz, una de las propietarias afectadas. Los vecinos llamaron a la Guardia Urbana pero no se pudo hacer nada por vetar el cometido de la productora participada por el Grupo Godó y el Grupo Boomerang. 

INCUMPLIMIENTO DE CONTRATO

La grabación se inició el pasado 4 de junio, y aunque en el boletín informativo que los representantes de la comunidad mandaron a todo el vecindario especificaba que solo duraría unas horas, los vecinos tendrán que aguantar el montaje otros cuatro días más. La productora está grabando en el interior del edificio, en el que se encuentra un idílico patio interior; en el rellano y en el portal del inmueble. 

El despliegue que ha montado la productora Veranda TV obliga a cortar la calle durante lo que dure la grabación cada día. El acceso a la vivienda se ha visto afectado considerablemente, "Tenemos que ir a la otra manzana para tirar la basura porque nos han quitado los contenedores que teníamos delante, además de tener que vigilar al salir del portal, cuando es nuestra casa", afirma P.M., una de las inquilinas del edificio. 

 

Patio comunitario en el que se graba la serie 'Merli: Sapere Aude' / PATRICIA MARTIJA
Patio comunitario en el que se graba la serie 'Merli: Sapere Aude' / P.M. 

 

COMPLICACIÓN DEL ACCESO

El colmado que se encuentra en la portería contigua al edificio también ha visto afectada su actividad comercial. Las furgonetas de la productora de la serie de Movistar aparcan en la zona de carga y descarga, por lo que el vehículo proveedor de productos no puede parar en frente del comercio y esto dificulta el ritmo de trabajo de los propietarios. 

La vecina más mayor del edificio (93 años) ha visto dificultada su salida del edificio. Cada mañana sale a dar un paseo, y por culpa de las vallas, el personal, las cámaras y todo el material que utiliza la productora precisa de ayuda para cruzar la calle. El poco ejercicio que la mantiene en forma se ha visto obstruido por todo el despliegue que precisa la grabación de la serie Merlí: Sapere Aude

Pero el vecindario no tendrá que sufrir las consecuencias de la grabación tan solo esta semana, el próximo 28 de junio la productora también podrá utilizar el espacio para filmar la serie de Movistar, la administración del edificio firmó también esta fecha. Los vecinos protestan contra el horario que acordaron los representantes de Veranda TV con el administrador de la finca, el presidente y la vicepresidenta. Estos pactaron que la grabación se iniciara a las doce de la noche y se prolongara hasta las cuatro de la madrugada. El vecindario augura que, al igual que en esta ocasión, no se cumplirán los horarios, y pronostican que no durará solo una noche, y aseguran que esto no solo perjudicará a su día a día, sino a sus horas de nocturnidad. 

 

Equipo de Veranda TV grabando en el edificio de la calle Diputació / PATRICIA MARTIJA
Equipo de Veranda TV grabando en el edificio de la calle Diputació / P. M.

 

OTROS PROBLEMAS VECINALES

Este no es el primer problema que desencadena la serie Merlí. Desde que el antiguo edificio cesara sus actividades escolares en el curso 2011-2012 tan solo fue habilitado para grabar la serie de TV3. En él se realizaron las grabaciones de las tres temporadas con las que cuenta la producción. Tras el trabajo que realizaron los productores, el espacio se degradó y quedó abandonado de nuevo convirtiéndose en un lugar de fácil acceso

Ahora el lugar ha sido okupado por diversas grupos. Uno formado por georgianos que, presuntamente se dedican a actividades delictivas y que ya han provocado la intervención en alguna ocasión de los Mossos d'Esquadra alertados por los vecinos por las peleas que protagonizan. Y el otro grupo, que está formado por okupas que han optado por crear un centro social, llamado El Kole, con el que pretenden arreglar el edificio y abrirlo a la participación de los ciudadanos, dándole usos como la realización de clases de yoga, circo y baile.