ARCHIVADO EN:

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha avalado el Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (PEUAT), que impide poner en marcha más hoteles y otros alojamientos turísticos en distintos puntos de Barcelona, impulsado por el gobierno de Ada Colau. La teniente de alcaldía en funciones, Janet Sanz, ha detallado este viernes la sentencia contra un promotor que quería construir un establecimiento hotelero en Ciutat Vella

El TJSC no solo desestima la demanda sino que defiende la puesta en marcha del plan y reconoce el impacto turístico en el aumento de los precios de los alquileres y la gentrificación, especialmente en los barrios del centro de la ciudad.

REGULAR EL TURISMO

En la sentencia, el TSJC dice que el PEUAT no se puso en marcha para perjudicar al sector hotelero y establece, según Sanz, "la necesidad de regular el turismo". Para la regidora, el texto avala el marco jurídico del PEUAT​.

Sin embargo, la sentencia no es firme y se puede interponer un recurso. El Ayuntamiento está pendiente de que los tribunales resuelvan un centenar de contenciosos contra el PEUAT.

El TSJC no considera que la normativa municipal, que fue aprobada en enero de 2017, sea desproporcionada y reconoce que el turismo masivo afecta a la convivencia, puede expulsar a los vecinos de los barrios más masificados y degrada el espacio público.