En pocos días arranca la convocatoria más anómala que se recuerda de la Evaluación de Bachillerato de Acceso a la Universidad (EBAU), la antigua Selectividad, pospuesta este año hasta verano por la pandemia del coronavirus.

MEDIDAS EXCEPCIONALES

Los exámenes, a los que se presentan cada año más de 200.000 estudiantes en toda España, se realizarán con medidas excepcionales para evitar contagios, como el uso de mascarillas o la multiplicación de sedes, incluyendo pabellones deportivos o recintos feriales, que faciliten mantener dos metros de distancia entre estudiantes.

La Selectividad de 2020 estaba prevista a principios de junio en todas las comunidades autónomas. El estado de alarma obligó a retrasar la fecha de las pruebas. Esa fue la primera gran decisión en el ámbito educativo acordada por el Ministerio de Educación y  CC.AA. durante la reclusión.

“ÚLTIMO ESFUERZO”

"Decidimos retrasar para que se pudiera celebrar en condiciones más seguras para todos. También acordamos adaptar la prueba a esta circunstancia excepcional para que tenga mayor opcionalidad y de esta forma la evaluación sea más justa", explica a Europa Press la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá.

"Pido un último esfuerzo a los alumnos, que sé que lo han estado haciendo desde marzo, estudiando en condiciones difíciles. Estoy segura de que va a merecer la pena porque el futuro les está esperando y necesitamos todos sus talentos", añade la ministra dirigiéndose a los jóvenes.

EXÁMENES EN PABELLONES

La proliferación de sedes también es generalizada para facilitar que las pruebas se pueden hacer cerca del domicilio de los estudiantes. Junto a las tradicionales sedes en facultades universitarias, esta vez se habilitarán institutos, incluso recintos con aforos multitudinarios.

Los estudiantes tendrán que acudir con antelación. Estará vetada la asistencia de personas que muestren síntomas de coronavirus, y algunas comunidades recomiendan medirse antes la temperatura corporal. Tampoco se admitirá la compañía de familiares en los recintos salvo para estudiantes con diversidad funcional. Y antes de tomar asiento todos tendrán que limpiarse las manos con gel hidroalcohólico.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.