ARCHIVADO EN:

La Guàrdia Urbana, la Policía Portuaria y los Mossos d'Esquadra han llevado a cabo una redada contra los manteros que estaban instalados en las inmediaciones de la zona Port Vell. La actuación de las policías ha generado algunos momentos de tensión, aunque finalmente todo ha acabado sin que se hayan producido graves altercados.

La actuación se ha iniciado ante la presencia de multitud de manteros en la zona del Port Vell. La llegada de la policía ha provocado que muchos de ellos se lanzaran a la carrera para evitar la confiscación de la mercancía. Las carreras han generado algunos momentos de confusión y han provocado alarma entre los transeúntes que en aquellos momentos se encontraban en la zona del paseo Joan de Borbó.

En medio de las carreras, uno de los manteros ha sufrido una caída y se ha quedado en el centro de la calzada negándose, en un principio, a moverse, lo que ha obligado a cortar el tráfico, provocando un atasco en la salida de la calle Joan de Borbó hacia el centro de la ciudad.

La presencia del herido ha hecho que un grupo de manteros se haya reunido a su alrededor y haya empezado a increpar tanto a la policía como a algunos viandantes que se paraban a contemplar la escena, lo que ha estado a punto de desembocar en enfrentamientos. La presencia de unidades de la USP, los antidisturbios de la Guàrdia Urbana ha contribuido a calmar los ánimos hasta que una ambulancia ha hecho acto de presencia y se ha llevado al herido, aunque en principio no presentaba ninguna herida de gravedad.

DURAS CRÍTICAS A COLAU

Los momentos de tensión que se han vivido entre manteros y Guàrdia Urbana ha provocado la reacción del sindicato CSIF, que ha vuelto a cargar contra la indefinición de las políticas del equipo de gobierno que dirige Ada Colau respecto a los manteros. El secretario de comunicación del sindicato, Eugenio Zambrano, ha asegurado que “desde el sindicato volvemos a condenar la política de Ada Colau respecto a los manteros y la falta de apoyo institucional a la Guàrdia Urbana por el doble discurso de la alcaldesa. Además, es preocupante la falta de recursos y de medidas claras para abordar esta problemática”.

Además, Zambrano asegura que entre los miembros del cuerpo “crece la frustración y el desánimo de ver como no hay una política clara. Estando en la calle se siente soledad ya que no sabemos que hacer por la falta de directrices claras y por la falta de apoyo a la policía”.