ARCHIVADO EN:

El incendio que devastó ayer lunes parte de la catedral de Notre Dame de París ha desatado las alarmas de los Estados a la hora de proteger su patrimonio histórico y cultural. En España, uno de los primeros en dar la voz de alerta ha sido el ministro de Cultura y Deporte, José Guirao. En declaraciones a RNE, ha anunciado que se pondrá en marcha una revisión de las instalaciones de los grandes monumentos españoles ya que, aunque en general son seguras, el incendio en Notre Dame ha supuesto una "alerta" a la hora de proteger el patrimonio.

En Barcelona, uno de los monumentos en mayor riesgo, sobre todo por ser un blanco del terrorismo yihadista, ha sido la Sagrada Familia. A ello se le suma su permanente estado en obras, que le añaden un plus de peligrosidad.

"EL RIESGO CERO NO EXISTE"

No obstante, los responsables del templo han querido despejar cualquier tipo de duda sobre su seguridad y la posibilidad de que se produjera un incendio similar al de Notre Dame. En un comunicado, han afirmado que la basílica cumple con los requisitos normativos para protegerse de posibles incidentes o incendios durante los trabajos de rehabilitación y construcción. 

Fuentes de esta institución han reconocido que "el riesgo cero no existe" y han añadido que la Basílica "dispone de un plan de autoprotección de acuerdo con la normativa vigente (Decreto 30/2015 de la Generalitat de Cataluña)". 

PLAN DE AUTOPROTECCIÓN

Se trata de un plan "registrado en la plataforma Hermes, aprobado por Protección Civil y que cuenta con el informe favorable de Bomberos de Barcelona", han añadido. 

El plan de autoprotección "recoge todas las actividades desarrolladas en la Basílica, incluyendo su construcción, los actos de culto y las visitas" según fuentes citadas por la agencia EFE.

CONSTERNACIÓN POR NOTRE DAME

Los responsables de la Sagrada Familia han aprovechado para expresar su "consternación por el incendio" en Notre Dame, y han mostrado todo su apoyo a la catedral, "una de las más emblemáticas de Europa".

En un comunicado, los responsables del templo, la Junta Constructora, han transmitido "en un día triste como hoy", todo su apoyo a la catedral de Notre-Dame de París, "una de las más emblemáticas de Europa".