El top manta forma parte del paisaje de Barcelona. Este miércoles, el presidente del PSC de Barcelona, Jaume Collboni, ha anunciado que presentará una proposición en la comisión de Presidencia para impedir la venta ambulante "que colapsa los accesos y las andanas de Metro, Rodalies y Ferrocarriles en plaza Catalunya".

La actividad se ha extendido y no solo se ubican en la plaza, sino también en el tramo superior de Las Ramblas, justo al lado de la fuente de Canaletas, dificultando el paso de aquellos que no están interesados en comprar. Asimismo, algunos se colocan al final de La Rambla, donde las aceras se ensanchan y los turistas pueden mirar los productos sin tantos agobios. 

LA PASIVIDAD DE ADA COLAU

Según Collboni, el top manta pone en riesgo la seguridad de los viajeros. En este sentido, ha criticado a la alcaldesa, Ada Colau, por su pasividad: "Hemos pedido hasta dos veces los informes al Gobierno de Ada Colau y siempre se han negado", ha explicado en referencia a la petición del PSC de unos informes sobre Protección Civil y bomberos para determinar si la presencia de venta ilegal suponía un riesgo para los pasajeros, petición que fue rechazada por el Gobierno municipal.

Según el líder "es negligencia que el Gobierno de Colau tolere la presencia masiva de venta ambulante y no haya realizado ningún informe". Además, ha apuntado que los riesgos que se derivan de la presencia masiva de la venda ambulante, se tienen que tratar desde el ámbito de Protección Civil.

Con esta iniciativa, el PSC también critica una falta de voluntad política de Colau en liderar una intervención como máxima responsable institucional en materia de seguridad: "Ha olvidado sus competencias, las que ella misma quiso asumir. Es una gran irresponsabilidad que pone en riesgo la seguridad de todos los ciudadanos".