ARCHIVADO EN:

Los Mossos d'Esquadra y la Guàrdia Urbana mantienen el dispositivo de vigilancia en todos los accesos a la Rambla con vehículos. El blindaje de la principal artería turística de la ciudad de mantendrá en los próximos días.

La amenaza de un atentado terrorista en alguno de los centros más frecuentados por los turistas y los barceloneses en estas fechas ha obligado a las fuerzas policiales a mantener el dispositivo, pese a que la alerta por posible amenaza terrorista se mantiene en 4.

Vehículos de mossos y de guardias urbanos se encuentran estratégicamente situados en los principales accesos a la Rambla y los agentes realizan registros en furgonetas y camiones e incluso en algunos coches.

OTROS CENTROS

También se mantiene una estrecha vigilancia en otros centros turísticos de la ciudad, en los que la presencia de los policías es muy visible. Aunque el conseller de Interior, Miquel Buch, aseguró que la amenaza, que fue desvelada por el gobierno de Estados Unidos, no parecía ser muy creíble, el dispositivo especial se mantiene y está previsto que continúe en los próximos días, sobre todo ante las numerosas y multitudinarias fiestas de fin de año que se celebran en toda la ciudad.

De todas formas, fuentes cercanas a las fuerzas del orden aseguran que la ampliación del dispositivo de seguridad estaba previsto durante las fiestas navideñas, aunque se ha hecho un poco más visible por la alerta terrorista.