ARCHIVADO EN:

La policía autonómica no tiene coches suficientes para circular en Barcelona. Así lo asegura el Sindicato de Mossos d'Esquadra (SME), que cifra en "unos 400 los vehículos que faltan en la capital catalana", dice el portavoz Nacho Álvarez. 

Según el sindicato, el despliegue de los 384 nuevos agentes de los Mossos en Barcelona se ha hecho sin la previsión ni las inversiones necesarias y el resultado es que estos policías no disponen de coches para patrullar. "Los agentes saldrán a pie, pero sin vehículo no tendrán posibilidad de dar respuesta a un hecho delictivo que pueda pasar unas cuantas calles más allá", denuncia el SME.

AVERÍAS HABITUALES

Álvarez critica el estado de la flota de coches de los Mossos. El policía y portavoz sindical asegura que hace nueve años que el Departamento de Interior no renueva el renting. Muchos de los vehículos acumulan entre 200.000 y 300.000 kilómetros. "Funcionan las 24 horas del día y las averías son habituales". En 2010, Interior se hizo con unos 1.000 vehículos en la citada operació de renting por unos 35 millones.

El déficit provoca que haya vehículos en los que tienen que ir tres o cuatro agentes en lugar de los dos habituales. La falta de material no acaba aquí. El sindicato asegura que tampoco hay emisoras suficientes para que cada agente lleve una radio.

Desde el SME se ha hecho llegar al nuevo director general de los Mossos, Pere Ferrer, esta "mala planificación", que ha comportado que el aumento del número de policías no haya sido proporcional a un incremento de coches ni del material existente.