ARCHIVADO EN:

Los manteros que se alojan diariamente en el subterráneo de la plaza Catalunya tienen los días contados. Un acuerdo entre diversas autoridades de la ciudad con Renfe va a acabar con el desalojo escalonado que llevará, finalmente, a su total desaparición en la zona que da a la parte alta de las Ramblas.

Según una información de El Periódico, Renfe, Ayuntamiento, Guàrdia Urbana y Mossos d'Esquadra han acordado desalojar el vestíbulo principal de la estación de Rodalies y Metro que se hayan justo debajo de la más famosa plaza de Barcelona. Aunque inicialmente el consistorio se mostró reacio al acuerdo, finalmente habría acabado aceptándolo. 

En principio, el principal motivo serían las quejas de la compañía ferroviaria a la Generalitat y al Ayuntamiento. Renfe alega que la acumulación de los vendedores y sus mercancías bloquean las salidas de emergencia de la estación.

La medida se habría pactado casi un año después de que Renfe denunciara las dificultades para garantizar la seguridad en la segunda mayor estación de Catalunya, por la que cada día pasan decenas de miles de personas.

Aunque no se sabe cuándo se producirá el desalojo de los manteros, sí se conoce que será escalonado. Primero se informará a los vendedores de que ya no pueden instalarse allí, para que tengan tiempo de recoger su material y no volver posteriormente.