Agentes de los Mossos d'Esquadra han procedido a desalojar la denominada Sucursal del Banc Expropiat de Gràcia, uno de los locales ocupados por el colectivo tras ser desalojados hace año y medio en otro local del mismo barrio.

El local desalojado se encuentra a apenas unos 50 metros del local del que el colectivo fue desalojado por los mossos en mayo de 2016, actuación que provocó una serie de manifestaciones en el barrio de Gràcia que tuvieron como respuesta múltiples destrozos en el barrio.

El desalojo se ha producido sin ningùn tipo de violencia ya que el local sobre el que se ha centrado la actuación de los mossos estaba vacío en ese momento.

Tras el desalojo, un grupo de operarios han procecido al sellado del local tapándolo con planchas de metal soldadas para evitar que los componentes de Banc Expropioat vuelva a ocuparlo. Sin embargo, los propios componentes del grupo okupa han asegurado que no tienen ninguna intención de volver a entrr en un espacio del que han sido desalojados.

El colectivo ha convocado a sus simpatizantes a una manifestación de protesta para rechazar el desalojo de este local.

Banc Expropiat tiene ocupado otro local en la calle Quevedo del mismo barrio de Gràcia.