Los Mossos d'Esquadra han blindado este martes por la tarde la estación de Sants ante la convocatoria de los Comités de Defensa de la República (CDR) junto a la infraestructura. Los manifestantes, cientos de personas, están concentrados en la plaza de Joan Peiró.

Los agentes de la brigada móvil de la policía autonómica se ha desplegado por el entorno de la estación y controlan las entradas a las instalaciones. También se han cerrado los accesos a la estación desde el metro.

La protesta de los CDR es para exigir la libertad de los políticos presos. Desde el encarcelamiento el pasado viernes del candidato a la presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, y el domingo de Carles Puigdemont, en Alemania, las movilizaciones se repiten en Barcelona y otros puntos de Catalunya. Este martes por la mañana, los CDR han cortado la Diagonal y la Meridiana.

Entre 30 y 50 policías antidisturbios bloquean el acceso a la estación. Sólo hay un par de puertas abiertas y se restringe el paso a toda persona que lleva algún lazo amarillo o distintivo en solidaridad con los presos políticos, denuncian los CDR a través de twitter. Los agentes quieren mpedir que se ocupen las vías.

Los manifestantes, que han tirado pintura ante los Mossos, han leído un manifiesto contra la represión del Estado español y contra los encausados por el corte de vías del 8-N.

Pasdas las ocho de la tarde, la concentración se ha desconvocado.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.